Home / EVENTOS / Experimenta Butoh Menorca 2013

Experimenta Butoh Menorca 2013

EXPERIMENTA BUTOH MENORCA 2013
II Jornadas Bienales de danza pensamiento y debate

La compañía Karbala Teatro-danza, junto a la Asociación Cuerpo sin Órganos, convocan a la 2º edición de Experimenta Butoh Menorca, jornadas de danza, pensamiento y debate, los días 10, 11 y 12 de mayo de 2013, en Ciutadella (Menorca), un evento autogestionado, que se desarrolla en un espacio peculiar como Ses Pedreres de s’Hostal-Lithica, una impactante cantera de marés (arenisca) y en Casa Rafal Nou.
Maica Martinez y Ariel Procajlo, fundadores de ambas, nos relatan en esta entrevista qué es lo que les ha llevado a realizar este encuentro de danza y reflexión, un formato poco común para los que estamos acostumbrados a asistir a festivales de danza. Para ello, hay que hablar de su historia, de su formación, encuentro y evolución, pero sobre todo, desde qué perspectiva conciben su trabajo, no solo artístico sino también pedagógico y terapéutico.

Sois artistas multifacéticos, padres creativos, personas conscientes y en movimiento permanente. ¿Cómo se puede llevar una vida tan diversa?
Nosotros nos conocimos hace casi treinta años, nacimos en Rosario, Argentina, compartimos la adolescencia, una época muy creativa, de ebullición y explosión. Desde muy jóvenes estudiamos con maestros que estaban apasionadamente comprometidos con el arte, con la danza y el teatro fundamentalmente, pero también otras disciplinas como la música, arte plástica, literatura, la filosofía, comprometidos socialmente, tuvimos una gran fortuna, nos educamos de un modo interdisciplinar. Dejamos de vernos durante mucho tiempo y hace 11 años nos volvimos a encontrar, decidimos comenzar algo juntos y así nació Karbala, nuestra compañía de TeatroDanza, y más tarde nuestros 3 hijos. Somos bailarines, masajistas y maestros de diferentes técnicas y artes del movimiento, realizamos muchas actividades que a la gente común le pueden parecer diversas, sin embargo desde nuestra concepción son complementarias, se entrelazan y tejen un mismo sentido riguroso y en permanente despliegue.

Siento que la evolución creativa y docente está en constante efervescencia…
Ése es nuestro intento, damos clases regulares e intensivas de danza, de yoga, trabajamos también otras prácticas que fusionan conocimientos orientales y occidentales. Aquí en Ciutadella es complicado el tema de la producción creativa, sobre todo en las artes escénicas contemporáneas. Igualmente actuamos cuando hay alguna posibilidad. Tenemos claro que en este momento tiene prioridad la crianza de nuestros hijos, pero al mismo tiempo es un período de asimilación de los 10 años que llevamos trabajando juntos, que nos ha llevado a trabajar en la creación de un espectáculo que queremos presentar este año: Arquitectura del beso, inspirado en «El Beso de Rodin».

¿Por qué Menorca?
Vinimos motivados por la calma y la naturaleza, buscábamos un sitio donde criar a nuestros hijos con un ritmo de vida menos vertiginoso. Antes vivíamos en Barcelona en pleno centro, era muy complejo y violento el trajín diario para nuestra familia. Trabajábamos dando muchas clases y estábamos condenados a estar siempre atareados. Venir aquí pudo darnos el tiempo y la energía para pensar en realizar este tipo de eventos que hacía años no podíamos permitirnos.
Además es una pena desaprovechar esta isla que tiene un paisaje maravilloso, donde se respeta bastante su naturaleza original poniendo límites al progreso especulativo. También se puede apreciar aquí otra relación de las personas con el tiempo, una frase repetitiva de los habitantes menorquines es “poc a poc” el tiempo tiene una duración diferente que en la ciudad, existe una subjetividad distinta del tiempo y algo de todo esto se puede apreciar también en el Butoh.

¿Cómo surge Experimenta Butoh Menorca? ¿Podríais comentar que es el Butoh?
El Butoh es una danza contemporánea, nacida a finales de los 50 en el Japón de post guerra, se dice que es hija de oriente y occidente, existen dos corrientes encolumnadas por dos maestros, que han muerto ya, Tatsumi Hijikata y Kazuo Ono. Su estética está teñida del dadaísmo, el surrealismo y el expresionismo alemán, su filosofía es cercana al budismo Zen y en la práctica se desarrolla con un entrenamiento potente, cercano a una actitud marcial.
En 2011 lo organizamos en muy poco tiempo y lo llevamos a cabo con mucho amor y esfuerzo. Resolvimos darle dinámica de Bienal ya que se hacía más asumible para nuestra realidad. Para nosotros, que aún mantenemos una inercia citadina además de la pasión y dedicación de muchos años a la disciplina de la danza, es casi imposible quedarnos sin imaginar otros mundos posibles, sin proyectar puentes que ayuden a la construcción de un mundo más amable y atento. En esta segunda edición que será del 10 al 12 de mayo de este año, nos planteamos un reto valiente; convocamos a grandes maestros de la escena actual del Butoh, Rhea Volij viene de Buenos Aires, ella está considerada en Latinoamérica como la mejor bailarina y maestra en su género, pertenece a la segunda generación del Butoh. Rosana Barra reside en Barcelona, es la organizadora del, hasta ahora el único, festival de Butoh en España, Rasjid Cesar reside en Uruguay y trabaja con maestros japoneses de gran renombre, Lorna Lawrie reside en Paris y es organizadora de Butoh Ouvert, además, dos bailarines españoles, Nayara Mendioroz y Javier Murugarren, que residen en Amsterdam. Tendremos una programación de lujo!

¿Por qué pensaron en esta danza como eje de estas jornadas? No es una danza muy popular en occidente y nace como consecuencia de la tragedia de Hiroshima.
El Butoh surgió en el Japón de post guerra, en un contexto arrasado por una cultura occidental impuesta desde la violencia atroz de dos bombas atómicas, nace como una provocación hacia el poder hegemónico que impone ciertos patrones limitantes de la cultura y el cuerpo, proponiendo también otras formas de moverse y percibir. La primer puesta en escena de Butoh fue creada por Tatsumi Hijikata en 1957, inspirada en un texto de Mishima.
Nos interesaba justamente para darle soporte y empuje a su desarrollo en España y para potenciar el sentimiento de respeto a esta práctica. En occidente tendemos a degradar el conocimiento, a buscar éxito y aprender rápido cualquier técnica, sin profundizar. Las prácticas requieren de una gran humildad, entrega y paciencia, nuestra experiencia nos dice que es ilimitado el camino, cuánto más pasan los años más crece el sentimiento de saber que no nos alcanzará esta vida para comprender la magnitud de lo que hacemos, que el conocimiento es infinito.
El Butoh es una danza de vanguardia, desde allí también se vincula con esas otras corrientes artísticas que mencionábamos antes, las vanguardias tienen la voluntad de romper con el sistema imperante, por esto se las ha intentado desprestigiar y minimizar vulgarmente.

Estas jornadas tienen un alto componente de danza, pero también buscan la reflexión y el debate en torno a la danza y al Butoh usada como herramienta pedagógica y terapéutica. Podrían explicarnos un poco más este tema?
Nos interesa el enriquecimiento intelectual con otras personas. Desde nuestro entender, la cultura hegemónica imperante, se sostiene básicamente sobre la educación académica que recibimos desde la primera infancia. Un modelo que nos pide estar sentados durante horas ante una pizarra.
A medida que pasan los años el cuerpo se va atrofiando y vamos perdiendo el poder sinestésico con el que todos nacemos, esa capacidad fascinante de relacionar forma, color, olor, sonido, de crear naturalmente, de inventar e imaginar libremente. En general llegamos a mediana edad sin, siquiera, el hábito de sentarnos en el suelo, carentes del contacto con la tierra.
Entonces aquí, es donde la danza en general, y el Butoh en particular, pueden erigirse como una gran herramienta pedagógica para el futuro. El Butoh basa su trabajo en de-construir el cuerpo, en crear un cuerpo de agua, un cuerpo que contenga muchos cuerpos. Se apuntala en trabajos psicofísicos que ahondan en memorias ancestrales y cósmicas, en desaprender ese cuerpo “cultural, maniatado” tan arraigado que no nos permite imaginar y crear otros mundos, otras sociedades y comunidades diferentes. Nos repetimos o reaccionamos en contra, más nos es muy costoso crear algo nuevo, creo que era Nietzche quien diferenciaba la mente creativa de la mente reactiva y hablaba del superhombre como aquel de mente creativa. El Butoh es un renacer a las ilimitadas posibilidades del ser, es una especie de antídoto contra esa “normalización” de los cuerpos, te descubre como un diferenciante en tu yo íntimo y como un igual comunitario, sensible, humano, vital. Te hermana con la naturaleza animal, vegetal, mineral, cósmica.

Creen que este formato de evento tan particular (o reflexivo, experimental, original, peculiar) en la danza o en otras artes escénicas es posible?
Hay que aclarar que este tipo de formato de reflexionar sobre un arte, es bastante utlizado en el teatro e incluso en la danza. En Latinoamérica pero también, en otros países de Europa son frecuentes y con mucha tradición, este formato, Eugenio Barba y la I.S.T.A. (Escuela Internacional de Antropología Teatral) es un ejemplo impecable. Pero si ella es el “elefante sabio”, Experimenta es una hormiguita. No hay ánimo de lucro, los maestros, organizadores y bailarines no reciben sueldo ni caché; entre los colaboradores contamos con personas sensibilizadas con este proyecto y con otras Asociaciones culturales de la isla: Son Circ y Líthica. Lo que allí sucede tiene la potencia de una obra recién estrenada, se está haciendo mientras se representa y seguirá creciendo cuando acabe. Intuyo que en España hay más cultura de este tipo de eventos en el sur, aunque se evidencia mucho más movimiento a partir de la crisis económica. En este sentido, surgen cada vez más encuentros entre artistas, debates y más espacios generándose para la reflexión y la investigación del oficio del arte.

Estas jornadas no solo están dirigidas a bailarines de Butoh, sino a todo tipo de creadores y público en general. ¿Qué creéis que puede aportar esta fusión, de lo escénico, lo formativo y lo reflexivo, a los participantes y a la danza en sí?
El propósito es construir un espacio donde se encuentren estudiantes, realizadores, público, artistas y maestros de diferentes disciplinas y estéticas. Se encontrarán con talleres de formación y experimentación, con performances, proyecciones audiovisuales, ponencias teóricas y físicas, también habrá jams, master class,….
Lo más relevante de este evento es el compartir no sólo el entrenamiento sino también la manera de componer o de abordar la danza en general y en particular la danza Butoh. La pregunta inyectora de este proyecto fue y es ¿Qué cuerpo creamos con la danza? Y esta búsqueda trasciende el hecho artístico y el oficio del bailarín-actor.

Experimenta Butoh Menorca 2011 generó una suerte de irradiación entre la comunidad butohka y abrió un vórtice espiritual que esperamos se siga expandiendo en ésta segunda edición de 2013.

Para mas información :
www.karbalabutoh.blogspot.com
Facebook: Experimenta Butoh Menorca
mail: karbalabarna@gmail.com

Texto: Silvia Ailén Maisonave
Fotos: Jason Keith

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Necesitamos saber que eres un ser humano (o un gatito con habilidades matemáticas) * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR