Home / NOTICIAS / Un japonés campeón de Sumo 10 años después!

Un japonés campeón de Sumo 10 años después!

Os acercamos un extracto de la crónica que Eduardo de Paz escribe sobre el último campeón de la Copa del Emperador de Sumo.

Diez años han tenido que pasar para ver de nuevo a un japonés alzar la Copa del Emperador, desde que aquel mes de enero de 2006 lo hiciera el Ozeki Tochiazuma. Desde entonces 58 torneos conquistados de forma consecutiva por los extranjeros, principalmente por los mongoles que han dominado el sumo con mano de hierro durante estos años, como lo demuestran los 35 torneos de Hakuho, los 10 de Asashoryu, los 7 de Harumafuji, los 2 de Kakuryu y a los que hay que sumar el yusho conquistado por Terunofuji y hasta por Kyokutenho. Sólo dos europeos consiguieron hacerse un hueco en el reinado mongol para levantar la Copa del Emperador en una ocasión, concretamente el búlgaro Kotooshu y el estonio Baruto. Tanto tiempo de espera pesaba como una losa sobre la Nihon Sumo Kyokai, que incluso varió sus requisitos de ascenso al rango de Yokozuna tratando así de aupar al mismo Kisenosato para, según esos mismo requisitos, tener que promocionar a Kakuryu tan solo cuatro meses después. Nunca a nadie le salió peor un intento tan burdo de flexibilizar las normas para tratar de beneficiar a un luchador local.

2016012420160125_kotoshogiku

La espera se ha acabado, y curiosamente de la mano de un luchador por el que seguramente ninguno de nosotros habría apostado nada al principio del torneo, el Ozeki Kotoshogiku. Sólo una derrota, la cosechada en la jornada 13 ante el también japonés Toyonoshima, y victorias ante todos los miembros del sanyaku para finalizar 14-1, con dos victorias de ventaja sobre sus perseguidores que finalmente fueron los Yokozuna Hakuhoy Harumafuji y el ya mencionado Maegashira Toyonoshima. Y además con la posibilidad de verse promocionado al máximo rango en el caso de conseguir pelear por el título de nuevo en el torneo de Osaka, algo que sinceramente se nos antoja complicado debido al historial poco halagüeño del de Fukuoka, que desde que fue promovido a Ozeki en septiembre de 2011 tan solo en cuatro ocasiones había sido capaz de conseguir más de diez victorias, siendo kadoban, en cambio, cinco veces en este periodo de tiempo. Si a eso le sumamos que la cantidad de homenajes, entrevistas, recepciones y demás que va a tener en estos poco menos de dos meses restantes hasta el inicio del Haru Basho le van a restar tiempo e intensidad en los entrenamientos, hace que no seamos muy optimistas sobre sus posibilidades de promoción. Pero claro, tampoco teníamos muchas sobre su victoria en este torneo y esta se ha producido, así que esperaremos a ver qué ocurre en un torneo de marzo que se presenta interesante como pocos en los últimos años….

Eduardo De Paz Gutiez

… sigue leyendo el artículo aquí: sumojapones.wordpress.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*